Saltear al contenido principal
629486109 manager@errorfatal.net

DESCARGAR LETRAS EN PDF  -letras-lyrics-

Hartos ya de escuchar

Hartos ya de escuchar palabras de amor,

hartos ya de escuchar la misma canción.

No sé que pasará si todo sigue igual,

basta ya de seguir, pesadilla sin fin.

Todos los días sufriendo la misma locura,

ya el agua nos cubre hasta la cintura.

Ésto sí que me parte el corazón,

hartos ya de escuchar mal rocanrrol.

Pegan golpes bajos al rocanrrol,

y no saben en realidad lo que es amor.

No sé que pasará, si todo sigue igual.

Basta ya de seguir, pesadilla sin fin.

Estamos cumpliendo una larga condena.

Día tras día rompiendo

esas fuertes cadenas.

Ésto sí que me parte el corazón,

basta ya de tragar mal rocanrrol.

 

No quiero ser un héroe

Cierro los ojos y llego allí,

al lugar dónde todo es gris.

Es de noche y mi hora de llorar,

todo se vuelve a repetir.

Ni en sueños encuentro la paz,

sí soledad y melancolía,

pesadillas rondan mis noches solitarias,

¡qué cruel compañía!

Maldito reloj no corren las horas,

el tiempo no avanza.

No hay ni un ángel que cruce el silencio,

por un hilo de esperanza.

¿No hay lugar para mí en tu Iglesia,

ni de rodillas cara al suelo?

Ni sitio en el cementerio

donde estar muerto,

¿ni rezando podré subir al cielo?

No quiero ser un héroe

y defender lo que no creo.

No quiero ser un héroe

ni perderme en el destierro.

No quiero ser un héroe

y luchar por tu dinero.

Ni quiero ser un héroe

ni morir antes de tiempo.

Sólo queda el eco de un disparo,

en este oscuro amanecer,

que todas las noches recuerdo,

como si fuera ayer.

Atravesó mi bala su corazón

y me sentí un bastardo canalla.

En su epitafio una frase reza,

muerto por la ¿madre patria?

No quiero ser un héroe

y matar por tu dinero.

Ni quiero ser un héroe

ni morir antes de tiempo.

No quiero ser un héroe…

No quiero ser un héroe…

 

Hubo tiempos mejores

Te pilla el tiempo de madrugada

y algo te hace recordar.

Pitillo en tu boca, buena resaca,

hubo tiempos mejores.

Tiempos en que la gloria,

te pisaba los talones.

Aquellos días de ases, aquellos…

no volverán.

Vasos llenos de olvido,

sombras que huyen al salir el sol.

Calles mojadas que guardan,

el recuerdo de un depredador.

Un trago más de birra y va pasando la vida.

Un cadáver se esconde en la barra,

un cadáver… que puedo ser yo.

Huellas inocentes en el pasado, que el tiempo no borrará.

Portando banderas, luciendo retratos,

dulces sueños de cristal.

Ahora todo es distinto, ahora todo es fatal,

resistí a la locura del corazón.

¡Aún recuerdo aquellos ojos, la mirada…

reflejo del sol!

Capitán de un barco hundido,

náufrago en el mar de la vida.

Mi viejo caballo de guerra, otra batalla perdida.

Hoy derrotado por la resaca, el pitillo se consumió

Nostálgicos recuerdos me empujan a escribir…

esta triste canción.

No volverán ( hubo tiempos mejores )

No volverán ( la vida te la jugó una vez más )

…nunca jamás…

 

Cortina de sal

Anclado a la tierra, que me vio nacer.

Distante del mundo,

cansado lucha contra el tiempo.

Ojos cerrados a la espera,

manos cruzadas desesperan.

Rostro inmóvil, que ignora la sonrisa.

Decido mi destino, tras la cortina de sal.

Recompensa de una vida, para el úlTIMO viaje.

Justo precio, por la libertad.

Cambio mi futuro o me quedo en el mar.

Rostros oscuros, maquinan la fuga perfecta.

Con amargura, decido mi destino al morir el día.

No espero mi futuro sentado,

diviso una puerta de salida.

Las tinieblas ocultan el camino en la huída.

Fue al amanecer, la eterna oscuridad.

Perdona el orgullo de un país que olvida.

Cerebros desgastados, venda en los ojos a las tres.

La soledad es el principio, y el final…

Cruzar la cortina de sal, en busca de la libertad.

Cruzar la cortina de sal,

sin miedo a morir en el mar.

Cruzar la cortina de sal, en una vieja patera / cayuco.

Cruzar la cortina de sal, eterna oscuridad.

 

Miedo interior

Perdido en mi interior, como en un cuento de hadas.

Fiebre de rencor, más tristeza en mi cabeza.

Luchando criaturas enloquecidas en tormenta mental.

Rostro ensangrentado, se distinguen mis ojos abiertos…

Lágrimas negras que el tiempo despacio secará.

Sangre derramada, se oyen llantos y suspiros.

El espíritu de las sombras gira y se lamenta,

es el alma encerrada, grita, sonríe, me mira.

Extrañez en su mirada, amargura en sus palabras.

Manos llenas de odio, explanadas de vísceras.

Presa de mi bestia, dulce calma en mi destierro.

Muerte a mis espaldas, vivo presa del lamento.

Cadáveres bajo la lluvia, explotan las venas.

Abrazado a mis penas, miserias del momento.

Hundo mis pies en el fango, me agarro a tu tristeza.

/ que envenenan mi espíritu en un mundo infecto.

Arrastro mis cadenas, cada día pesan más.

Payaso depresivo arrastra sueños de grandeza.

Gusanos a la carrera de la mentira descompuesta.

Una vagina entre los dientes aviva la esperanza.

Hundo mis pies en el fango, me agarro a tu tristeza.

 

Grita África

Separadas tus fronteras con regla y compás.

Pacto entre ladrones, reparte bien el pastel.

Merienda de negros, ¡qué mañana tan cruel!

¡Malaria, sarampión y diarrea! ¡Disentería, tos y sida!

¿dónde está tu glamour?

¡Rodeado de mosquitos y miseria!

Mesas redondas, llenas de promesas,

pero vacías de pan.

Futuro vestido de luto, en foros que vienen y se van.

Roja es la sangre del pueblo, curtido en arduas batallas.

Verde la inmensa pradera de la eterna primavera.

Amarillo el Sol que da la vida, ésa es mi bandera.

Vecinos por el sur; basureros del poder.

Tu desgracia será, su riqueza y bienestar.

Tu desdicha será, haber nacido allí.

 

Roto el silencio

Por fin, la luz, aprieta las riendas de la razón.

Nada a mi alrededor, he conocido la locura.

Rojo atardecer, ¿quién guiará mis pasos?

Al caer la noche, días de viento gris.

Tiempos de duda, pasaron los días de gloria,

que no logro recordar, todo queda lejos.

Fluye mi sangre, abrazado a mis sueños,

como a un clavo ardiendo, dame tiempo.

Capricho del destino, esclavo de la realidad.

Oídos sordos, preguntas vacías, huir del ruido.

Respuestas necias,

sueños perdidos en la oscuridad.

Condenado a escuchar, perdido en el vacío.

Roto el silencio, dejo de pensar,

Roto el silencio y rotas las vendas,

Roto el silencio, ¿dónde vas tan solo?

Roto el silencio y roto el mensaje.

Roto el silencio, ni un ruido en mi alma.

Roto el silencio, silencio imposible.

Roto el silencio, paso firme.

Roto el silencio, mirada de rabia.

Roto el silencio, la vida viene detrás.

Roto el silencio, ya no puedo más.

Roto el silencio, déjame en paz.

Roto el silencio, mis ojos descansan.

 

Lo que hago por ti

Siento algo muy especial,

siempre que salgo contigo;

no necesito nada más, sólo tus besos cariño.

Desgraciado de mí, te regalo una rosa y tú dices,

que la he robado en tu jardín.

Llamo a los 40 y te dedico una canción,

una nota en tu puerta, una declaración de amor.

Y yo no soy menos que el tío de tu pared,

Yo no soy guapo ni rico pero te daré placer.

Y ésto es todo lo que yo hago por ti.

Y tu respuesta siempre es la misma…

marcha de aquí, feo cabrón.

Siento algo muy especial siempre que salgo contigo,

no necesito nada más, sólo tus besos cariño.

Compro la colonia que sale en televisión,

sólo por conquistarte, todo puedo darte amor.

Pero creo que ya no mereces mi amor,

una tía más sencilla es la mejor solución.

Y ésto es todo lo que yo hago por ti.

Y tu respuesta siempre es la misma…

marcha de aquí, feo cabrón.

 

Pisando flores

Corazón inundado de lágrimas,

late al compás del miedo.

Juegan a la guerra y caen mentes al suelo.

Niños que pisan las trampas,

saltan trozos por el cielo.

Cuando pisotean las flores,

ruge la tierra con furia y odio.

Tiembla el suelo, te invito a jugar conmigo.

Murmurando al oído de una oreja sin cuerpo.

Cae la noche, la sombra reina, sopla el viento.

Las tumbas se cavan solas, la ignorancia es mi castigo.

Cubre de bellas víctimas el suelo,

el corazón ya no palpita,

callar con melancolía y gritar en tono de reproche.

Soplos de una vida, abandonados en la fría noche.

No se oyen gritos ni suspiros,

sólo hojas que el viento agita.

Quién le paga una muleta,

para apoyarse en la vida.

Cuerpo mutilado en busca de una muerte digna.

Visita la dama sin avisar,

¡guadaña, espera un poco más!

Me has enseñado a odiar,

me has enseñado a odiar.

Pi – sando flores,

Re – suena en mis oídos.

Pi – sando flores

saltan trozos por el cielo.

 

Chica fácil

Tres de la mañana en la gran ciudad,

estar aburrido es algo normal.

Alguien le habla de algo especial,

casa de citas, ahora legal.

Le dice que pasa, que él es formal,

que no necesita pagar por gozar.

Nadie le entiende, no es algo normal,

es por rutina lo tiene que aceptar.

Lo hace to’el mundo, no sólo un chaval.

Ésta es la historia de alguien que acabó mal.

No quiere hacerlo, prefiere morir,

la noche eterna e intenta huir.

Se queda solo, no sabe que hacer,

sigue a la panda, no puede ceder.

Entra a un local, llamado Placer,

luces rojas, chicas de alquiler.

Una se acerca y le empieza a hablar,

mientras tanto le va a tocar.

Parece un sueño, pero es realidad,

está a tope, se la quiere llevar.

Ella piensa; menudo chaval,

y él nervioso, ¿cómo disimular?

La experiencia es corta, pronto acabará,

diez segundos, ¡ha llegado el final!

Chica fácil, cuerpo de alquiler.

Chica fácil, pagar para tener.

Easy girl, vixen body.

Easy girl, just 4 fuckin.

Emakumeak gustatzen zaizkit.

Femme fatale, femme pour toi,

Tu es con, si elle s’en va.

 

Mala reputación

Poco a poco te separaron de la realidad,

y ahora vives solo,

castigado en tu mundo de cristal.

Siempre te creíste alguien especial,

de los que marcan tras los pantalones.

Yo pago un precio por caminar,

tú no comprendes mis razones.

Con tus miradas formas una pared,

un alto muro que no puedo romper.

“Yo soy duro de pelar,

así que ya no vaciles más chaval”

¿qué pasa? Sabes muy bien lo que pasa…

Víctima de tu mirar, víctima de tus pasiones.

Te mereces una foto a cada paso que das;

“- ¡No me toques los cojones!”

Ya es lo último que me faltaba,

“- ¡Ven aquí, te invito a una cerveza!”

Dices sí, y cuando te doy la espalda,

pones precio a mi cabeza.

¿qué pasa? Sabes muy bien lo que pasa…

 

Nacido para perder

Nació un veintinueve de febrero,

lo que le hizo prisionero de una extraña maldición.

Clon bastardo del rey Midas y ¿qué esperas?

todo lo que toca se convierte en mierda.

Cuando ganará una mano en el juego de la vida,

no ha podido apostar ni una partida.

“-¿El que reparte las cartas se olvidó de ti? Nunca te ha tocado un puto comodín.”

Perdió la inocencia en un váter tirao, dile qué puede esperar ya del amor.

No tiene ni pizca de suerte, seguro que acierta las quinielas el día de su muerte.

Una vez de niño, le dijo su abuelo:

“-Serás una estrella de las que brillan en el cielo.”

El pobre hombre, estaba equivocao,

sí que se ha quedao estrellao, pero en el suelo.

La fortuna le dio la espalda, hace tiempo que no palpa debajo de una falda.

La vida es una losa que le quiere hundir: es un pesimista, condenado a vivir.

“- ¿Cuándo podré alzar la vista para observar,

que mis negros sueños no se pierden en el mar?

¿Cuándo mi mala suerte saldrá por la ventana?

¿Cuándo demonios será princesa en vez de rana?

¿Cuándo dejaremos de tragar sus despojos?

¿Cuándo dejará de soplarnos aire en los ojos?

¿Cuándo mis palabras no se irán con el viento?

¿Cuándo habrá un final feliz para este cuento?

Tengo a mi ángel de la guarda cansado de trabajar,

ha pedido otro destino para poder vivir en paz.

Hace tiempo que he perdido la Fe,

ya sólo creo en Elvis y en los carajillos de café.

¿Qué voy a hacer? ¿qué voy a hacer? Si es que he nacido, para perder…

Volver arriba